Sociedad Argentina de Infectología (SADI)

logo-sociedad

Sociedad Argentina de Infectología

El uso de una dosis única de antibiótico con una adecuada vida media es suficiente para reducir el riesgo de infección de sitio quirúrgico.

La prolongación de la profilaxis hasta 24 hs estaría indicada en cirugía cardiovascular y en cirugía traumatológica con implante.

Sólo en situaciones excepcionales la profilaxis quirúrgica podría prolongarse más allá de las 24 hs (ej. trasplante de pulmón en pacientes con fibrosis quística)

Ver más

La rinosinusitis viral aguda es 20 a 200 veces más frecuente que la rinosinusitis bacteriana aguda (SBA). La mayoría de las rinosinusitis agudas se resuelven sin necesidad de utilizar antibióticos. Se recomienda observar a los pacientes con bajo riesgo de complicaciones que presentan cuadros clínicos de SBA leves, y comenzar tratamiento antibiótico si no mejoran luego de 7 días de establecido el diagnóstico de SBA. No existe evidencia de que las nuevas fluoroquinolonas, tengan ventajas respecto de los fármacos clásicos. La amoxicilina es el tratamiento de elección.

Ver más

Se sugiere ante un paciente con faringitis aguda evaluar siempre los criterios de Centor. Con un puntaje de 0 o 1: no indicar antibióticos. Cuando es de 2 o 3: realizar test rápido o cultivo, y tratar con antibióticos solo a los positivos. Si el puntaje es 4 o 5: realizar el test rápido o cultivo y tratar con antibióticos solo a los positivos, (en los centros donde no hay disponibilidad de test rápidos, limitar el tratamiento a pacientes con 3 o más criterios) o no realizar test rápido y tratar con antibióticos a todos.

Ver más

Los agentes etiológicos más comunes y ampliamente difundidos en el mundo son los virus (70-80 % de las diarreas infecciosas); las bacterias ocasionan entre el 10 y 20 % de los casos, y los parásitos alrededor del 10%. El tratamiento de las enfermedades diarreicas agudas se basa en el manejo oportuno y adecuado de la reposición de líquidos y electrolitos para prevenir y/o tratar la deshidratación. No se deben usar antibióticos de rutina en una enfermedad diarreica aguda, porque: - Es una enfermedad autolimitada. - La causa más frecuente es la viral. -El tratamiento empírico facilita la aparición de gérmenes resistentes. - Hay importantes evidencias de que la utilización de antibióticos en diarrea por E. Coli (productor de toxina Shiga) y Shigella disenteriae tipo 1, se asocian con mayor frecuencia de Sindrome Urémico Hemolítico.

Ver más

El principal agente etiológico es Staphylococcus aureus (SA), seguido por estreptococo beta hemolítico del grupo A. Aproximadamente el 70% de infecciones purulentas de piel y estructuras relacionadas es causada por el S.aureus meticilino resistente adquirido en la comunidad. El uso de ciprofloxacina está asociada a la rápida aparición de resistencia a ésta. Trimetoprima-Sulfametoxazol o clindamicina, constituyen drogas útiles para los casos ambulatorios en nuestro país.

Ver más

Trimetoprima-Sulfametoxazol, fluoroquinolonas y betalactámicos en tratamientos cortos (3 días) tuvieron la misma eficacia para lograr la curación sintomática a corto plazo que los tratamientos extendidos.

Ver más

Los gérmenes prevalentes en la neumonía adquirida en la comunidad son: Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis. Con su uso se ha documentado el desarrollo de resistencia tanto a fluoroquinolonas como a otras familias de antibióticos, al margen que las aminopenicilinas ± inhibidor de betalactamasa son los antimicrobianos con mayor potencia bactericida. El uso de quinolonas constituye un factor de riesgo independiente para el desarrollo de diarrea por C.difficile.

Ver más

La administración del esquema de vacunación completo contra hepatitis B induce una respuesta de anticuerpos protectores adecuados (anti-HBs ≥ 10 mUI/ml) en el 90% de los adultos sanos y más del 95%de los niños y adolescentes inmunocompetentes previniendo así, la infección aguda y las formas crónicas del virus . Esta protección se mantiene a lo largo de la vida, aún con la falta de detección de anti-HBs. Por estos motivos no es útil su determinación en la población general.

El dosaje de anticuerpos contra hepatitis B (anti HBs) post-vacunación solo debe efectuarse al personal de salud y a personas inmunocomprometidas consideradas de alto riesgo de exposición al virus y/o menor respuesta a la vacuna.

Ver más

Las personas que sufren heridas cortantes no necesitan gammaglobulina específica si tienen antecedentes de vacunación contra tétanos. En caso de esquemas incompletos se debe indicar la vacuna (doble, triple bacteriana según corresponda). Solo se administrará inmunoglobulina antitetánica en aquellas heridas tetanígenas con períodos superiores de inmunización mayor a 5 años o esquemas previos desconocidos en especial personas mayores de 60 años ya que en todos los series son las personas que tienen niveles inferiores de anticuerpo.

Ver más

Las personas que serán intervenidas quirúrgicamente que tienen esquema completo de vacuna con componente antitetánico (p. ej., vacuna doble bacteriana en adultos), con dosis de refuerzo cada 10 años, no necesitan gammaglobulina específica.

No existen diferencias con la recomendación de rutina en adultos. Si pasaron más de 10 años de la última aplicación, se sugiere refuerzo con dT por lo menos una semana previa a la cirugía.

Ver más

El componente antitetánico está incluido en diferentes vacunas polivalentes indicadas según edades (séxtuple, pentavalente o quíntuple, triple bacteriana celular, acelular y doble adultos). Siempre que se requiera completar esquemas o indicar refuerzos deberá aprovechar la oportunidad para la prevención de otras enfermedades según la edad y no administrar solo vacuna antitetánica monovalente.  Enfermedades como la difteria pueden reemerger o producir hospitalizaciones y muerte como la tos convulsa al ser transmitida de los adultos a los niños menores de 1 año

Ver más

Existen dos vacunas contra neumococo que tienen indicaciones precisas: PCV13(conjugada) y PPSV23(polisacárida). La vacuna PPSV23 está recomendada sola o en esquema secuencial con la PCV13.  La revacunación con PPSV23 está recomendada sólo en dos grupos de pacientes: 1)  65 años de edad: 1 dosis, y 2) 2 - 64 años: 1 dosis (a los 5 años de la primera) en Asplenia anatómica o funcional IRC, Sindrome Nefrótico, Inmunocomprometido. Se ha demostrado que la respuesta inmune puede no ser significativa cuando se indica la vacuna contra el neumococo PPSV23 en forma sistemática cada 5 años y puede aumentar la incidencia de reacciones adversas, especialmente locales.

Ver más

Siempre se debe completar esquemas con las dosis faltantes, respetando intervalos mínimos. El caso de la profilaxis post-exposición con vacuna antirrábica es diferente porque debe considerárselo como un tratamiento. Con excepción de la vacuna contra la rabia, ningún retraso en los esquemas justifica reinicio

Ver más